Fear Factory - Archetype

Enviado por Hawkmoon el Mar, 16/08/2011 - 19:08
661

1. Slave Labor
2. Cyberwaste
3. Act of God
4. Drones
5. Archetype
6. Corporate Cloning
7. Bite the Hands that Bleeds
8. Undercurrent
9. Default Judgement
10. Bonescraper
11. Human Shields
12. Ascension (Outro)

Justo en el momento en el que Dino Cazares, creador, guitarra y máximo cerebro compositor, se largaba del reino de Fear Factory (después del tour de "Digimortal"), se planteaban varias incógnitas sobre el futuro de los cyber-thrashers más molones.

La primera, la más importante era la de si se iba a seguir adelante. Una vez la banda (el trío restante) confirmó que sí, la duda era otra. ¿Quién se iba a hacer cargo de las seis, o siete, cuerdas? ¿Quién se iba a "disfrazar" de Dino? La verdad, el orondo guitarrista no solamente era una pieza genial de cara a los shows en directo, además de ser un icono a ojos de los fans del grupo y el tio que lo componía casi todo. El cabronazo de Dino era un maestro riffero de primera, que cogió la naturaleza de una música que poco tenía que ver con el Metal más ortodoxo y cañero y la fusionó con su bandaza. Techno, Industrial, Thrash, Death, movidas alternativas...de todo cabía en el reino de Fear Factory. Una criatura futurista, maleducada, que nos alertaba de los peligros del futuro, y que, con la tontería, entregó discos que le cambiaron la cara al mundillo metálico. Sin ir más lejos, "Demanufacture", el "Blade Runner" de los discos de los noventa, el más fiero rival para "Burn my Eyes" o "Roots" (en lo que a sacros discos "modelnos", almenos en la era 94-95, se refiere), es un trabajo impecable, ideal, perfecto. Puro rifferío futurista. Algo así como si un "Mad Doctor", en el año 3000, hubiese clonado, y en un sólo ente, a titanes como Sepultura, Slayer, Biohazard o Pantera. Además, al invento se le añade onda cyborg. Para hacerlo más punzante y cabrón. Eso eran Fear Factory junto a Dino. "Terminators" totales. Robots del Metal, diseñados para acabar con la humanidad a base de feas verdades, temas asesinos y jodidas visiones apocalípticas (a lo "Akira" o "Total Recall").

El reemplazo lo iba a tener jodido. El nuevo tipo, el "nuevo Dino", podría tocar rápido, podría hacerse con una buena cuota de fans, incluso podría, quizás, con el tiempo, ganarse su puesto como compositor, pero eso sería a la larga. Pues, desde el momento en el que el tipo llegase hasta que lo pudiese controlar todo, cada rincón del universo sónico de los Factory, pasaría su tiempo. Y eso era algo con lo que Bell, Olde Wolbers y Herrera no contaban. Ya se había perdido mucho tiempo, y demasiada energía, contra Dino. La prensa escrita y la red fueron testigos del fuego cruzado entre Dino y sus ex-compis de aventura. Había que anteponerse a la pérdida del, quizás, más elemental "tornillo" de la creación americana. Y había que hacerlo ya.

Por eso mismo, quizás, Christian, bajista hasta el momento, raudo y veloz, a sabiendas que una búsqueda retrasaría lo indecible la edición de un nuevo trabajo, decidió hacerse cargo del legado de Dino. ¿Quién mejor que el tipo que luchó al lado de Dino en las más cruentas batallas (futuristas, claro está) para heredar su espada? A rey muerto, rey puesto. Y si es de la familia, pues aún mejor. Todo queda en casa. Para completar el círculo, para cerrar del todo las defensas, Byron Stroud (Strapping Young Lad, Zimmers Hole, Tenet) se hizo con el puesto de Wolbers. Todo volvía a ser igual. Cuatro entes malhumorados y dispuestos a todo. Dino iba a quedar, para siempre, como un recuerdo. Esa era la intención. ¿Lo lograrían? Lee si quieres saber más. "Insert Coin"...

"Slave Labor", la primera prueba, y palpable, para ver como le ha sentado la puesta a punto al T-800 sónico que es Fear Factory, la confirmación de su poder, llega sin pedir permiso, y trata de ir a por todas. La batería de Raymond, sonando a pura devastación, obra de una producción impoluta (para variar), pronto se acurruca junto a un pad, con su toque "corero", y se lanza estóica, poderosamente rítmica, muy voraz. El tema trae a la mente la era del tremebundo "Demanufacture", pero sazonado con las ondas del "Obsolete" (mayor melodia vocal) y la de "Digimortal" (por su tono crudo). Christian se calza el puesto de Dino con nota. Apenas notamos el cambio. Dino, de haber seguido en el grupo, perfectamente se podría haber hecho cargo de "Slave Labor". Burton, cómo no, sigue con nivel, alternando sus rugidos con las ondas más suaves y lights. Como siempre, los tios miran a ambos lados del espectro. Adoran a muerte la caña y la salvaje danza de las baterías a toda leche. Pero se nota que disfrutan entregando parcelas melódicas, comercialotas incluso. Pero funciona. Y mucho. El engranaje, almenos por el momento, está a gran nivel.

"Cyberwaste" (que trata de ser un "Replica" en plan "groovie"), "Act of God" (más frenesí "batero-rítmico, aunque con un estribillo que no me entra ni empapado en vaselina) y "Drones" (el "Lycanthropy" de Six Feet Under pasado por el filtro Factory, o un "Replica III", como gustes) dejan el aire sucio, con mucho humo denso, una neblina de cojones. Pero ya no queman, joder. Ya no lo dejan todo en llamas. Metal hirviente, al rojo vivo. Poco queda de eso. Quieren sonar como en 1995, parece, en según que momentos, que lo van a conseguir, pero, cómo por sorpresa, el nivel decae, el estribillo no entra como debe, la onda suena manida, repetitiva. "Obsolete" sólo hay uno. Y con "Demanufacture" pasa lo mismo. Querer clonar esos trabajazos, que ganan como el buen vino, es harto jodido. Y más si te falta un "brazo" como Cazares. Fear Factory siempre habían navegado por un mundo 70 % oscuro, 30 % luminoso. Ahora, parece que cambian las tornas. Los mismos porcentajes, pero a la inversa. Sin Dino, les falta precisión en el disparo. Además de que ahora usan munición de menor calibre. ¿Dónde están los lásers que reducían civilizaciones enteras a escombros?

"Archetype", el tema-título, nos ofrece más leña "light", ciertamente parida para la parroquia más jovencilla, por eso de ir rivalizando, para robar clientela a las hordas Nu. Fear Factory venden una droga mejor. Aunque en tiempos pretéritos fuese de máximo nivelón. Me río del Nuke que toman en "Robocop 2". La movida, pese a ir de flojota, tiene su peso, su tonelaje guitarrero, su toque. Burton sabe currárselo para sonar peculiar, tan extremo como mesiánico, y el resto, Christian, Raymond y Byron, saben como envolver la voz del susodicho. Saben amplificarla, hacer que llegue más lejos. Que se diriga mejor. Como un misil cabrón. Coros, atmósfera a lo 1998, puntería y atino. Hay que decir que el tema entra de puta madre. Es dulce, no corta, y se comporta. Pero tiene toque Factory. Tiene aura cyborg, cojones.

"Corporate Cloning" (con otro estribillo nefasto para encerrar bajo siete llaves, menudo espantajo), "Bite The Hand That Bleeds" (un rollazo de cuidado),"Undercurrent" (Strapping Young Lad + Pantera + Fear Factory ´98), "Default Judgement" (algo así como un descarte sosote del "Obsolete") y "Bonescraper" (Groove Metal vacilón, pero bastante insignificante), siguen un recorrido mega-similar, muy en la onda que los llevamos escuchando desde que hemos iniciado el disco del 2004. Christian es un tipo que demuestra su talento. Lo hace muy bien. Además, el suplir a Dino es una acción que habla del mendas, de su valor, de su arrojo. Todo por salvar el reino Factory. Pero la oferta musical, sin el padre de la criatura, se queda a medias. Y en todo. Tanto en la fuerza de los temas, en su poderío, como en su vertiente "light". Falta la garra de antaño. Y la magia para sonar diferentes del resto. Christian ha hecho bien sus deberes. Ha calcado de puta madre el sonidazo de su ex-colega. Pero ahí radica su error. El calco nunca queda igual que el jodido dibujo original. Se pierden trazos, texturas, sombras, definición. Y eso le pasa a los Factory sin Cazares. Que se ven borrosos.

Turno de "Human Shields", más material "alterno-light", con un Burton muy límpio, casto. Y el resto de la banda, igual. Aprietan algo el acelerador, pero no evitan el bostezo desde el minuto uno. Flojito invento. Una ceremonia final merece más, leches.

"Ascension" (outro "peliculera") cierra, del todo, "Archetype". Más olorcillo a "Blade Runner" en su parte final. Cómo se fliparon éstos americanos con el jodío film de Ridley Scott. Normal, por otra parte. Una obra maestra, sin duda, el pedazo de clásico del 82. Una pena que no podamos decir lo mismo de la "peli" de Burton, Christian, Byron y Raymond.

3 cuernos (bajos) para "Archetype". Material con encanto. Aunque demasiado rodeado de material descartable (por no llamarlo coñazo, a secas). Disco que va de más a menos. Y decae demasiado pronto, después de una premisa inicial molona.

Dino es a Fear Factory lo mismo que James Cameron a Terminator. Su puto padre. Se largó y todo se jodió.

Burton C. Bell: Voz
Christian Olde Wolbers: Guitarra
Byron Stroud: Bajo
Raymond Herrera: Batería

Sello
Liquid 8